dimarts, 24 de maig de 2016

b a g a j e s






b  a  g  a  j  e  s


incalculable ovillo

              [de cordura,


la herida abisma

en la baldosa

     [antigua

la  sonrisa del niño

 

y erosiona

 

el trote emergente

en su cabalgadura,

 

desintuyendo

 

las marchitas alas

como  sarmientos

clavados  a sus

  [hombros

y  el peso hostil,

de aquel odio

                [enamorado

que verterá

       [sus lágrimas

como  un racimo
 
carmina ral (opheliariu)