dissabte, 31 de desembre de 2016

extranjerías



e x t r a n j e r í a s


horadar la tierra,
anudar-me...
como un arbusto
vallando sus raíces,
cansada de horizonte,
de mirar
 con párpados exhaustos
aún en lo invisible cada noche,

anudar el gesto
 equidistante
con la suerte de lazo 
forjado sobre el hierro,
 aquella fragua triste
que en la tierra de nadie
como animal vencido
consiente en los destierros

y escribir,
escribir  sobre el muro
la extranjería de lo pertenecido
la lejanía fecunda y fronteriza
 del contigo

 ophelia riu (carmina ral)