dimarts, 12 de desembre de 2017

díficil comer sólido...



difícil  comer sólido...
y no  calarse las plumas
con la humedad creciente
que exuda de las uñas
y devora horas muertas
como hiedra obcecada enredando las verjas...
que árduo restaurar las voces del acanto!
antes que la poesía
distraiga los aromas del pasado...
deletrear despacio las promesas
que trepan el sueño en la caida
y entender en la urdimbre vegetal
todo el  perenne contorno de la asfixia

ophelia riu(carmina ral)