diumenge, 15 d’abril de 2018

discurre...


discurre en mi memoria
como  un aire de agua...
un deseo voraz de comprender la piel,
una sed imprecisa
de garganta obstinada
- el furor de quien lleva
tiempo sin beber -
y ese recuerdo largo...
sabe quien si inventado
que describe la sombra...
pues no basta con ser,
va exudando un rosario
de puntos suspensivos
tras la palabra henchida
de enjambre,savia o hiel...

más el dios diminuto
que se enhebra en mi pelo
como un faro alumbrando
la tristeza de sal...
viene a unir mi destino
a los huesos del pájaro,
a algún rito distinto
de trasluz mineral
y a pedirme  al oído
ese verso de hembra
que olvide a las medusas
para nombrar al mar...

ophelia riu(carmina ral)