dissabte, 16 de gener de 2016

SALGO



SALGO,
a la sima de la noche,
al espejo que aún  hiere
y no me corta,
o ¿es el lienzo del temblor
 que cercena mi deseo a quemarropa?
Salgo,
al viento de las nieblas
que persigue desde cerca
el suave merodeo de las olas,
mi paso se detiene ante tu  roca…
 renuncio entonces
a la prolongada hiedra en el rocío,
y en un venir a pisarme los talones,
la madrugada rosa
me concierne,
y siento el frio.

-© Carmina Ral 2016