diumenge, 7 de febrer de 2016

con-tacto



con-tacto

como izar
por las venas del espacio
la fisonomía  borrosa
de mi cuerpo,
hay días en que esbozo
mis pedazos,
y los amarro…
al hilo invisible
del encuentro,
en una suerte de puntual
puesta a punto,
para evitar la huída
de los versos,
y lograr, como dices,
“mantener el contacto”
a 30.000 kilómetros
 del tacto.

Carmina  Ral