dimarts, 2 d’agost de 2016

cierva




c   i   e   r   v   a

Traigo sentada sobre mis pestañas
tanta escarcha de eneros
con estrago,
que vengo lenta,
 hollada entre las  ramas,
rumores  de hojarasca son los ecos

Y entre el febril resoplo de la cierva
en esta ciudad de pájaros y huesos,
cuento  los vasos  sanguíneos de sus astas
fundiéndose  de hielo el terciopelo

Y entre el aroma de las copas del sauce
y  el prisma lujurioso de los astros,
me fundo al bosque del invierno arcano,
Reivindicando[…]
casi muda de témpanos,
un cielo sin veranos

carmina ral (ophelia riu)