dilluns, 22 d’agost de 2016

espejos



e s p e j o s

[…] y  ya  en la luz opaca de los sótanos,
las invernales ondas andracita,
los ángulos atónicos,
las gastadas aristas,
el boquear del pez ciego
en las esquinas[…]

a pesar de todos
los perennes tallos secos
y aún la decadencia
finamente curtida

ser las gramíneas plantadas
en los huesos,
como vestir espejos
de aquello
 que todavía necesitamos ver
conteniendo en los márgenes
el resto deleznable  de la piel

carmina ral  (ophelia riu)